2018: Año mundial de la infancia

La vida es un juego… juguemos

Máscara antigas Mickey MouseL@s niñ@s tienen derecho a ser felices. Tenemos la obligación de hacerles felices. Al menos de facilitarles y compartir con ell@s esa felicidad. Por supuesto, es lo contrario de sobreprotegerl@s. Correr, caer,
herirse, llorar y volver a correr, a caer…  jugar en el barro, tirarse piedras, compartir juguetes, risas y lágrimas…

Por desgracia la sociedad les obliga a menudo a crecer antes de tiempo, arrebatándoles literalmente la infancia. Much@s incorporan a sus juegos y a sus vidas experiencias que nunca debieron haber vivido, como los personajes de «Querubines & Serafinas» que acabamos de “rescatar” (pág. 12), basados en historias reales.

Pensaréis «¡joder! ¿qué mal rollo no?». Pues no, todo lo contrario. Algunos habréis visto «La vida es bella» de Benigni. O fijaos en esta máscara antigás. Alguien la hizo pensando en l@s más pequeñ@s porque las malas personas también piensan en ellos. Nike, Adidas, el gran filántropo Amancio Ortega o el Banco Santander piensan en ellos. Como presas, víctimas, pero lo hacen.

Existen máscaras antigás de Mickey Mouse y existen juguetes-bomba. Minas antipersonas de juguete. Matapersonitas.

Pero vamos a celebrar un año alegre. Vamos a dedicar este 2018 a divertirnos todos y a ser felices, como l@s de «Q&S». Empezaremos explicando anatomía: donde se encuentra la yugular. O la femoral, si eres muy pequeñ@ y el objetivo se encuentra de pie. Porque queremos ser como esa máscara. Una protección divertida en un mundo que se construye sobre sus espaldas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *