Cuando el veneno está en el envase (1)

El negocio de matar a la gente poquito a poco:

Hemos podido ver los “continentes de plástico” en los océanos, que llegan a alcanzar ya el tamaño de media Europa. Contaminan el medio ambiente, dañan la flora y fauna, y lo harán durante cientos o miles de años. Contaminan desde su producción como derivados del petróleo, y también son peligrosos en su uso diario. ¿Pero sabéis que su uso diario también es fuente de enfermedades, y de las gordas?

Hemos hablado de la importancia de comer frutas y verduras frescas, producidas ecológicamente, y en general cuanto menos procesado sea el alimento, mejor. Ahora veamos el envoltorio. Los plásticos con los que se envasan los alimentos, o con los que se fabrican objetos de uso diario, pueden ser tan dañinos para nuestro organismo que una mala alimentación.

Uno de los principales agentes contaminantes, junto a los estirenos1 y ftalatos2, es el Bisfenol A3. Estas sustancias, en especial esta última, actúan en nuestro organismo como disruptores endocrinos y pueden producir:

  •  Infertilidad, quistes en los ovarios, cáncer de mama y de próstata, alteración de los ciclos reproductivos, pubertad temprana, malformaciones genitales,…
  •  Daño estructural del cerebro, hiperactividad, aumento de la agresividad,…
  •  Aumento de la producción de grasa, sobrepeso, problemas cardiovasculares…
  •  Disfunciones hepáticas, alteraciones inmunologicas,…

Nomenclaturas de los diferentes plásticos

Plásticos 1-PET, 3-PVC, 6-PS. Evitar1 PET, 3 PVC, 6 PS. EVITAR. Se usa en botellas de refrescos, agua y aceite de cocina, revestimento interior de latas, film transparente, bandejas de alimentos, vasos y platos desechables, juguetes, cortinas de baño,… Riesgos: Pueden desprender plomo, antimonio, ftalatos y otras sustancias tóxicas y/o cancerígenas.

Plásticos 2-HDPE, 4-LDPE, 5-PP y 7-Bisfenol A2 HDPE , 4 LDPE, 5 PP. MENOS TÓXICOS. Se usa en algunas bolsas, envases y juguetes, 7Bisfenol A / Otros. Esta nomenclatura engloba a los nuevos plásticos biodegradables fabricados a partir de vegetales como el PLA (ácido poliláctico), que pueden ser una opción más segura. Pero el también incluye plásticos extremadamente tóxicos como el Bisfenol A3. Incluir este tóxico en el “7” fue una imposición de la industria química para ocultar al lobo en medio del rebaño de ovejas. Mientras no se diferencien ambos grupos, lo mejor es EVITAR.

Plásticos BPA freeEl símbolo triangular con flechas significa que el envase debe reciclarse y en ningún caso reutilizarse debido a su toxicidad. Solo deberían reutilizarse los etiquetados con el símbolo verde “BPA free”.


Fruta envasada en plásticoEsta bandeja de frutas peladas y cortadas, un producto absurdo además de nocivo, convierte la fruta en potencialmente cancerígena. Además su embalajecontiene suficientes sustancias tóxicas como para provocar los síntomas del TDHA en niñ@s. Su precio: 4,95 (a más de 7 el kilo de fruta) y  tu salud.


1ESTIRENO

Se usa para embalajes de todo tipo y también en productos del hogar.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer ha determinado que es potencialmente cancerígeno.

2FTALATOS

Los ftalatos aumentan la flexibilidad de plásticos y cauchos sintéticos. Se usan en embalajes y envases (botellas y garrafas), juguetes, cosméticos… Se combinan con metales pesados y altamente tóxicos.

Cuidado con los juguetes

Un estudio publicado en 2005 demostró que los niños que nacen con altas concentraciones de ftalatos y Bisfenol A pueden sufrir una “modificación del género sexual” (volverse un poco mariquitas y tienen el pene más pequeño). S usan en juguetes y productos  infantiles (chupetes, biberones) y en juguetes sexuales, lo que confirmaría que te puedes convertir en homosexual si te metes juguetes de plástico por el ano. En cambio si te metes hortalizas (pepinos o zanahorias), no te preocupes: ya venías siendo gay, lo tuyo no es una intoxicación. En cualquier caso, el uso de hortalizas es recomendable tanto para hombres como para mujeres en sustitución de los plásticos. En la alimentación también.

(el artículo sigue aquí)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *