El agua de mar, fuente de salud

Beber y cocinar con agua de mar:

Una fuente de salud desconocida y beneficiosa

A pesar de lo que os pueda decir el descerebrado de Sauron, tomar agua de mar es muy beneficioso para la salud.

El agua de mar es mucho más que agua con sal. El cloruro sódico (sal común) contenido en el agua de mar es de un 85%. El 15% restante son minerales y oligoelementos esenciales para la vida. Nuestro cuerpo los necesita y el mar los contiene de forma natural y en proporciones adecuadas. Al fin y al cabo, es de donde proviene la vida.

Y no te preocupes, no te vas a quedar embarazada tomando agua de mar, y en dosis moderadas tampoco eleva la tensión.

Aunque ya se vende en comercios, puedes conseguir directamente agua de mar, desplázate a una zona despejada de contaminantes (lo ideal sería en un paseo en barca, ¡hala, ya tienes una misión este verano!). A ser posible al menos a unos 100 metros de la costa y a 1 metro de profundidad aproximadamente. Puedes usar garrafas lastradas o un tubo.

Con agua de mar puedes cocer, cocinar, descongelar pescados y marisco, elaborar pan, preparar bebidas isotónicas y muchas cosas más.

Como estamos en verano puedes iniciarte con una fideuà de marisco:

1. Si no lo has comprado fresco, descongela el pescado y el marisco en una disulución de agua de mar/agua mineral (2/1).

2. Sofríe el marisco, retíralo y dora el fondo de pescado.

3. Echa un poco de tomate rallado, el pimentón, colorante y los fideos. Remueve suavemente mientras se reduce.

4. Echa el caldo y el marisco. Cuece entre 8-10 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *