Camps, el ninot indultat

Un año más, las Fallas acabaron siendo pasto de las llamas. Bueno, salvo el ninot indultat, que vuelve a ser el mismo de siempre. Para odiar todo lo que huela a catalán, como se vio en su comparecencia parlamentaria, el Señor de los Trajes es un poquet caganer. Así que pusimos fin a la fiesta con una práctica típica de la chiquillada: plantarle un masclet a una bona caguerà bien…

22/05/2018
Read More >>