Universidad Europea en el Cabanyal

Camarero 4

Bienvenido Míster Marshall:

Americanos, vienen al barrio gordos y sanos…

LP 3-Marzo 2017. Carta del becario nº 3.

Los jefes se han ido de fiesta y me han dejado a cargo del cierre. Como empezamos a distribuir y  tener “publi” en otros barrios, además del Cabanyal y el resto del Marítimo (una olita pa ellos, los queremos), me recomiendan que cuente cosas bonitas y optimistas, que vienen las fallas, la primavera y todo eso. Pero ¿le habéis dicho alguna vez un niño: ¡no toques/no hagas eso? Pues eso.

Moscas ninot de falla

En este número hablamos de las maravillosas y fantásticas Fallas (¡cómo no!), del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que se convierte en una sección fija porque nos da mucho por culo dedicar un día al año a algo tan importante, y porque la Padme ha llegado para quedarse y cualquiera le dice que no… Y también hablamos de los Poblados Marítimos, que vienen cargados de noticias.

De las Fallas, el Darth Vader, que fue Artista Fallero de Honor en su juventud, ha dejado antes de largarse unas notas y unas fotos que he colocado como he podido, con una recomendación: que aunque no te gusten las Fallas, los petardos y todo eso, no dejes de visitar la Exposició del Ninot. Una forma lúdica y “sin sobresaltos” de acercarse al “arte total” valenciano (solo falta la amenización de una banda de música). Después, si quieres irte de la ciudad,  hazlo: nadie te echará en falta…

Me gustaría que nos enviárais información y cosas de otros barrios, noticias bonitas y también, como dije en el nº 0, cosas feas que hacen gente mala y que nos hacen enfurruñarnos, para que se sepa. Pero como últimamente están pasando muchas cosas en el Marítimo, disculpadme si hablamos mucho de ellas en éste.

Tantas que hemos aplazado para el siguiente número el tercer y último capítulo de nuestra entrevista a Rita Barberá sobre corrupción y el consultorio sentimental de Sauron (por falta de espacio y porque se ha largado sin entregarlo…).

El conseller Marzà ha hecho otra de las suyas faltando a la palabra dada, otro desaguisado que ha puesto en pie de guerra a cuatro institutos del Grao.

La explanada del Clot, históricamente despreciada, ha vuelto a quedar fuera del “Plan sostenible y blablabla” y pasa a ser “provisionalmente”, un aparcadero mientras se acometen las obras en las calles de la Reina, Barraca y Dr. Lluch.

Y la guinda, la estrella del despropósito, el proyecto estrella del Ayuntamiento, la construcción de una universidad de élite estadounidense en pleno centro del Cabanyal. ¿Gentrificación? Russafa será una broma al lado de esta sinvergonzonería de Ribó, en quien se habían depositado tantas esperanzas

Camarero 12009: Rita + Zapatero.

La combinación perfecta para el desarrollo sostenible del Cabanyal: el chiste de la desaceleración de la economía y la destrucción del Cabanyal/prolongación de Blasco Ibáñez para crar una zona comercial y de ocio con un amplio abanico de oportunidades para la juventud del barrio: albañiles y camareros.

¡Qué tiempos aquellos en que el abandono escolar se debía a la demanda (y buenos salarios) en la construcción y a un “mileurista” se le consideraba un pringao…!

Camarero 22012: Rita + Rajoy.

Aunque paralizada la demolición del centro del Cabanyal y la prolongación de Blasco Ibáñez debido a una orden ministerial y la crisis del ladrillo, El Ayuntamiento castiga despiadadamente el barrio: ni una sola licencia para rehabilitación o apertura de negocios: el barrio se muere, las casas se caen…

Rita promueve sistemáticamente la destrucción del barrio (demoliciones ilegales, trafico de drogas, almacenes ilegales de chatarra, problemas de convivencia…).

Eso es todo lo que tiene que ofrecer a la juventud del barrio.

Camarero 32015: Ribó + Rajoy.

Al gobierno del populista antisistema Mariano Rajoy le debemos una Ley Mordaza que hace que abrir la boca, escribir opiniones y chistes en las redes sociales o reunirse pacíficamente en la calle sea delito. Al consistorio de Ribó le demos que se criminalice, con falsos argumentos, el movimiento okupa y de resistencia que durante estos años ha defendido el Cabanyal. El primero para acallar las críticas y protestas a sus políticas antipopulares. El segundo, empezamos a sospechar, para implementar un plan privador y gentrificador con el que esperan recaudar fondos a punta pala para las esquilmadas arcas del Consistorio a expensas de la gente humilde del barrio, deshaciéndose de antemano de los colectivos más combativos.

Camarero 42018: Ribó + Rajoy.

Cuando se construya la elitista Universidad Laureate, y con la llegada de los presvistos 4000 estudiantes estadounidenses de alto poder adquisitivo, barrios como el Carme o Russafa, en pleno proceso de gentrificación, nos parecerán lugares llenos de encanto. Eso sí, la juventud podrá trabajar de payaso en la hostelería con salarios, condiciones y comida de mierda.

Subida de precios y alquileres, cierre de los comercios tradicionales para abrir franquicias (Burger King, McDonalds, Kentucky Fried Chicken,…) para satisfacer la avalancha de nuevos clientes “hijos de Trump”. Quien se queje de los problemas de convivencia, que se prepare para los macrobotellones anglosajones. O que venda su casa, se vaya del barrio y no estropee el negocio, como quería Rita.

Ante todo esto, escandaliza el secretismo del Ayuntamiento: “Lo llaman transparencia y no lo es”. Ni un estudio de impacto, ni información a los vecinos, ni siquiera a la Universidad pública, que se verá directamente afectada. Ante estos planes, las buenas palabras desde Alcaldía suenan tan falsas…

¿Nos lo explican?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *