Ábalos arrasa el Forn la Barraca

Ábalos y Fulgencio, compañeritos de pupitre en el colegio

 

Ábalos y Fulgencio, compañeritos de pupitre en el colegio, ministro y delegado del gobierno respectivamente.

¿Alguien se puede creer que el PP pueda tener un tesorero honrado cuando su función es justamente la de gestionar y ocultar su corrupción? Por esta misma regla, es difícil que pueda haber un ministro de Fomento, tal como está el patio, que no esté de alguna manera vinculado a las grandes constructoras y multinacionales, o cuanto menos no sea en exceso “comprensivo” con sus intereses frente a los ciudadanos.

Un ejemplo es la declaración de Puertos del Estado, siguiendo probablemente indicaciones de Ábalos, de que no es necesario un nuevo estudio de impacto ambiental de la ampliación del puerto, alegando de que el daño a la costa ya se hizo con las obras de 2007. COSCO y MSC, las multinacionales china y suiza que se están apoderando del puerto, les deben haber hecho sin duda una propuesta que han sido incapaces de rechazar. Como guinda, el comentario del ministro sobre la demolición del Form de la Barraca perpetrada en l’Horta: «es una decisión que se tomó en tiempos del PP, ésa no es mi película».

¿Perdón, tarado? ¿No es tu película? ¿Quién se niega sistemáticamente a reconsiderar la barbaridad de la ampliación estúpida de la V-21? ¿Quién ha sugerido a su “amiguito del alma”, el delegado del gobierno, un policía local del PSPV de l’Horta y licenciado en Derecho (los estudios parecen haberle servido de poco) para montar un dispositivo desproporcionado y una intervención ilegal y por la fuerza?

¿Que no has sido tú? ¿No? Pues habrá sido Rita, no te jode…

El ministro en funciones Ábalos se destapa
como un cínico y un vulgar matón de patio.

¿Como que no es tu película, majete?

Éstos no derogan la ley mordaza ni borrachos

Actuación desproporcionada: 100 antidisturbios, 20 furgones y un helicóptero para desalojar a las 6h de la mañana a una docena de acampados pacíficos.

Actuación ilegal: policías sin identificar entran en una propiedad privada sin orden judicial, impiden la labor informativa de los periodistas, agresiones, detenciones injustificadas, denuncias falsas… (todo presuntamente, claro, que no se diga…).

Y eso el mismo día de la huelga mundial contra el cambio clímático. Mensaje: vosotros seguid con vuestros juegos reivindicativos de juventud rebelde que nosotros actuaremos con contundencia. Os vais a cagar.

¿Qué hacer con las medidas represivas?

Vendrán más. Lo primero, mantener la calma. Con la Ley Mordaza, lo más prudente es estar calladito, decir sí a todo, darles la razón y poner el culo en pompa si hace falta. Envalentonados por la impunidad y el poder desmesurado que les otorga la ley, se ha convertido en habitual que la policía dé a los ciudadanos ordenes ilegales, amenace, se ampare en el anonimato, vulnere tus derechos o ponga denuncias falsas.

Pero a veces la dignidad puede más que la cordura y se nos hinchan los huevarios (es lenguaje inclusivo: ese órgano como tal no existe pero es como las arrobas (@) en esta revista). Para esos momentos, aquí van algunos consejos. Pero antes de seguirlos, vuelve a mirar la foto de la izquierda y piénsatelo bien.

Algunos consejos

1. Si estás sol@, vuelve al punto anterior“¿qué hacer?” y suerte. 

2. Si estás con amigos y/o testigos: grábalo todo. Grabar una actuación policial es legal, lo que no lo es (y se te puede caer el pelo) es reproducirla o difundirla por las redes sociales. Ellos lo saben pero aun así intentarán impedírtelo para que no dispongas de pruebas. Tú insiste. Ten en cuenta que puede ser la única forma de probar tu inocencia y/o el abuso policial.

Es posible (casi seguro) que te ordenen que pares la grabación, incluso que te quiten el móvil. Por eso recomendamos hacerlo con una aplicación de streaming o grabación/emisión, enviando el video en directo a un servidor o un canal de Youtube en modo privado, para que solo tú y tu abogado tengáis acceso en caso de tener que usarlo como prueba. Si los agentes actúan contra ti a pesar de todo, asegúrate de que sean reconocibles y filma cualquier detalle que pueda reforzar las pruebas: matrículas de los vehículos, etc. Grábalos: estás en tu derecho.

3. No te niegues a identificarte, siempre empeora las cosas, pero exige los nº de placa. Salvo que estés solo (vuelve al punto 1) o no lleves documentación (entonces ve al punto 4). Deben mostrarte su carnet profesional y llevar el nº de placa VISIBLE en el uniforme. Apúntalo:

Artículo 18 del Real Decreto 1484/1987, de 4 de diciembre: «Todos los uniformes llevarán obligatoriamente la placa-emblema del Cuerpo, con indicación del número de identificación personal, en el pecho, por encima del bolsillo superior derecho de la prenda de uniformidad».

Es habitual que los antidisturbios no lo lleven, o lo lleven oculto bajo el chaleco. Es ilegal. Según las circunstancias, ve al punto 1 o 2.

Si lo estáis grabando (sigue el p. 2), indícales que están cometiendo un delito: La inobservancia del Artº 4 del R.D. 1484/1987 solo es una infracción en la indumentaria, pero desde el momento en que realiza una intervención como autoridad (policial) ante un ciudadano (pide tu identificación, está vulnerando el derecho de éste a conocer la identidad del funcionario público para poder interponer, en caso necesario, una denuncia en su contra: está vulnerando un derecho ciudadano.

4. Estás obligado a obtener, custodiar y mostrar tu DNI, pero no a llevarlo encima. Si te lo piden y no lo tienes no es una infracción. Da tus datos personales y ponles cara del Gato con botas de Shrek. Es posible que te lleven a comisaría igualmente para identificarte. Tu no digas nada más ni firmes nada. Si la cosa se pone chunga, pide hacer una llamada, o un abogado (o una pizza). ¿Que se pone muy chunga? Pues haberte quedado en el punto “¿qué hacer?”. O ya puesto, grábalos… Nos lo cuentas y nos echamos unas risas.