Cambio climático y erosión de la costa

Por terminar con el “tema puerto”, la declaración de impacto ambiental de 2007 elaborada con el PSOE en el gobierno, con Magdalena Álvarez en Fomento y Cristina Narbona en Medio Ambiente, no fue “del todo sincera” por usar un eufemismo. Arrasaron las playas y lo llamaron: “Proyecto de sostenibilidad de la costa”.

El proyecto contemplaba una serie de medidas paliativas del desastroso impacto medioambiental que iba a suponer la ampliación del puerto (impacto maquillado en el informe). Medidas que por supuesto ni se han cumplido por parte de la Autoridad Portuaria ni se piensan cumplir, como Felipe González y las 3 condiciones del referéndum de la OTAN. Solo están interesados en expoliar el territorio y maximizar el benefico empresarial. Ni se exigieron tampoco por parte de los poderes públicos (ni con el PP ni con el PSOE). Acabaron con la playa de Nazaret, destrozaron la de Pinedo, expropiaron La Punta, expulsaron a los vecinos y destruyeron sus casas y vienen a por más…

Y de remate, el segundón de los medios oficialistas autóctonos sacaba esta imagen de la playa de la Cashba en portada el día de la huelga mundial por el clima, achacando al cambio climático y la consecuente subida del nivel del mar lo que es consecuencia directa de la agresión medioambiental del puerto.

Para el seudoperiódico derechista “Las Provincias”, la desaparición de las playas de la Cashba, la Garrofera y la Devesa (en la fotografía) no se deben a las catastróficas consecuencias de la ampliación del puerto de Valencia sino al “cambio climático mundial” que ha “elevado el nivel del mar”.

Van a tener razón los terraplanistas escorados, parece ser que el mar está en un “plano inclinado” porque las de las Arenas y la Malvarrosa, al norte del puerto, no paran de crecer…