Censura de una escena violenta en una rondalla de Enric Valor

La supresion de un crimen machista en la rondalla Peret de Enric Valor ha vuelto a poner sobre la mesa el debate sobre la protección de la infancia y la no “normalización” de la violencia machista, y la imposición de lo “políticamente correcto” y la censura de una editorial a un autor.

La editorial Edicions del Bullent ha decidido eliminar una escena de violencia machista de la rondalla (cuento) “Peret” de Enric Valor. La nota de la editora, Núria Sendra, explicando las razones de esa supresión no ha evitado un aluvión de críticas.

Ángels Gregori, poetisa, licenciada en Teoría de la Literatura y gestora cultural, habla de «atentat cultural a la literatura infantil, la tradició oral i el patrimoni literari al País Valencià».

Vicent Brotons, el mayor experto en Enric Valor, aconsejó no eliminar el pasaje pero evitó hablar de censura.

En una nota, la editora explica que que la decisión se debe a no normalizar la lacra de los crímenes machistas y al respeto hacia los lectores jóvenes, de los que no sabemos si pueden sufrirlo en sus casas. Y recuerda que la propia editorial tiene publicada también la versión completa del cuento.

Soy muy sensible a todo lo que afecta a la libertad de expresión y la literatura infantil. Y especialmente crítica con todo lo que suponga censura –o autocensura– y os invito a leer un artículo sobre el tema en lapublicacion.org/caputxeta-vermella, un lamentable episodio de censura en un colegio de Barcelona en 2019. Aunque creo que ambos casos no son comparables.

Sin embargo, en este caso, aunque no tengo dudas (no me gustan los recortes) entiendo la postura de la editorial y creo que las críticas son desproporcionadas.

Por una parte, han publicado la versión íntegra. Por otra, el texto es una adaptación de un cuento popular, no una obra original, y todos los cuentos infantiles han sufrido transformaciones a lo largo de la historia.

Aunque sí me preocupa que la fiebre de la “política de la cancelación”y de lo “políticamente correcto” hace tiempo que haya alcanzado la categoría de esperpento. Por ejemplo con la censura del título de Agatha Christie “Diez negritos” por supuesto racismo. (rebautizado “Eran diez”).

¿Y vosotros qué opináis?