El puerto en el siglo de oro valenciano

Una exposición que posiblemente cambie tu visión de la historia. en el edificio del reloj (puerto-La Marina)

La expo solo estará hasta el 11 de junio así que si podéis evitarlo, no os la perdáis. Vale la pena. Y si no podéis, aquí va un resumen. Aborda la importancia del puerto de Valencia y la Vilanova del Grau en el desarrollo de la ciudad, su despegue económico y cultural y su transformación en la ciudad más importante de la Península y una de las urbes más importantes del Mediterráneo en el s. XV.

Sin la herencia árabe, València no habría iniciado el s.XV como una de las más importantes y prósperas ciudades del Mediterráneo y de Europa.

La muestra comienza con la fundación del puerto y la Vilanova del Grau, gérmen de los poblados marítimos. En las primeras maquetas (s. XIII) se pueden ver ya los asentamientos costeros de lo que será el Canyamelar y el Cabanyal1 ya que la ciudad se encuentra a 3 km al interior.

El puerto dio salida a los productos de la huerta y manufacturas como la cerámica de Manises y Paterna, la lana de Cuenca, Teruel y el Maestrazgo, y otros productos de las comarcas centrales (trigo, higos, miel, arroz, atún…), convirtiendo a Valencia en una ciudad comercial floreciente.

Junto al puerto se edificaron las Reales Atarazanas2, para la construcción y reparación de barcos. Hasta el s. XIV el transporte lo realizaban barcos ligeros de vela latina (triangular) y navegación de cabotaje (bordeando las costas). Con la apertura de la ruta de la Seda y la llegada de especias, sedas y otras mercancías a través de Alejandría, y la ruta atlántica hacia el norte de Europa (Flandes y Londres…)3, el transporte necesitó naves de mayor capacidad y calado4.

Esta parte de la exposición, magnífica, puede dejar sin embargo la idea errónea de que Valencia se desarrolló tras –o más bien gracias a– la ocupación cristiana. Quizá debería haber hecho más hincapié en que la construcción del puerto tuvo más que ver con la expansión territorial y militar de la Corona de Aragón que con el desarrollo económico de la ciudad. Y que fue precisamente la herencia agrícola y manufacturera árabe y sus vínculos con el norte de África y el reino nazarí los que, a contracorriente, la sacaron a flote.

El “Conqueridor” puso sobre la mesa el Llibre dels Furs (con los que el Reino de Valencia se incorporaba a la Corona de Aragón) y el Llibre del Repartiment (el reparto del botín entre los aragoneses, navarros y catalanes que participaron en la ocupación). Pero se omite la expulsión del 20% de la población musulmana (propietarios, eruditos, administrativos…), y el destino de sometimiento y servidumbre para el 80% restante. Esto, junto a la decadencia de Barcelona y la destrucción a sangre y fuego de Mallorca, condujo a un estancamiento que tardaría décadas en superarse.

No es hasta bien entrado el s. XIV y el XV que conocerá su máximo esplendor. La Lonja se convierte en un centro comercial y financiero de primer orden y se implantan novedosos avances como los seguros o las letras de cambio.

Después de que el rey de Portugal rechazara su proyecto, Colón acudió a la corte castellana, donde en un principio también fue rechazado. Fue Luis de Santángel, un converso valenciano, quien concilió un segundo encuentro con Isabel, consiguió el acuerdo y financió la expedición.

La segunda mitad del s. XV verá la primera imprenta de España en Valencia difundiendo, entre otras, las obras cumbre del Siglo de Oro valenciano, de autores como Ausiàs March, Joanot Martorell, Isabel de Villena, Joan Roig,… y el “poder valencià” conquista Roma con los Papas Borja.

En esta segunda parte de la exposición se pueden ver pinturas y grabados que muestran el esplendor de esa época. Castilla tardaría un siglo largo más en alcanzarlo, gracias a la Conquista de América, y Cataluña no lo haría –y con menor magnitud– hasta tres siglos más tarde.

El puerto de Valencia en sus inicios
  1. El puerto de Valencia en sus inicios.
Atarazanas del Grau de Valencia

2. Maqueta de las Reales Atarazanas.

Rutas comerciales transmediterráneas y atláanticas desde y hacia el puerto de Valencia

3. Rutas comerciales transmediterráneas y atláanticas desde y hacia el puerto de Valencia.

Nao de gran capacidad de carga para los viajes mediterráneos y atlánticos.

4. Nao de gran capacidad de carga para los viajes mediterráneos y atlánticos.

Contratos, letras de cambio y seguros en el floreciente comercio del siglo de oro valenciano.

Contratos, letras de cambio y seguros en la Lonja, en el floreciente comercio del siglo de oro valenciano (S.XIV y XV).

Grabado sobre la imprenta en Valencia

Grabado y maqueta de la primera imprenta de España, ubicada en Valencia.

Grabado sobre la industria de la seda en Valencia

Grabado sobre la industria de la seda en Valencia.