Entrevista a Rita Barberá – segunda parte

Por qué os vais a arrepentir de la ley de (des)memoria histórica:

Si olvidais la historia correis el riesgo de repetirla

Retrato rita lazo negroLP 2-Febrero 2017. Hemos recibido algunas críticas por la publicación de la última entrevista de Doña Rita Barberá, pidiendo “dejar en paz a los muertos˝. Algunas también venidas del pujolismo, todo hay que decirlo. Queremos manifestar nuestra más sincera admiración por la persona, por la “Diosa del caloret” aunque discrepemos del personaje político, y que no vamos a renunciar a la publicación de unos documentos de indudable valor histórico.

Y más teniendo en cuenta que en esta entrega no se trata tanto de una crítica a la “alcaldesa de España” como un reconocimiento de las víctimas del franquismo, para que los vivos “hagamos memoria”.

Mientras  pasamos a limpio la primera parte de la entrevista, publicada en el nº 1, Rita nos rellena otro gin-tonic, “ben carregaet” como a ella le gusta, y se relaja en el sofá… (julio 2016)

Con el gin en mano, mira como los hielos bailotean con la rodaja de limón. Luego despliega la carta que estaba sobre la mesa.

–Ahora vamos al coñazo ése de la memoria histórica.

La Publicación: No será muy problemático cambiar los nombres de cuatro calles y quitar los símbolos franquistas que quedan.

Rita Barberá: Aquí hablamos de dos cosas distintas: la primera es que no solo no se deben quitar sino que hay que restituirlos, empezando por la estatua del Generalísimo en la plaza del Ayuntamiento, que volvería a llamarse “Plaza del Caudillo”.

Y la segunda es que con la de fechorías que he cometido, me parece un insulto que me vayan a juzgar por dos rotulitos de mierda. Si habláramos en serio se verían comprometidos “presuntamente” no pocos jueces, fiscales, políticos y demás autoridades.

Rta Barberá posando ante FrancoLP: Pues parece haber un consenso casi unánime en retirar la simbología franquista…

RB: ¡Pero si lo hago por vuestro bien!Hoy la juventud ya no sabe ni quién era Franco, ni qué fue la República ni por qué ocurrió el Alzamiento Nacional. Confunde libertad con libertinaje y hasta se permite hacer chistes sobre el almirante Carrero Blanco. ¡Chistes, por Dios! Hay que explicar todo esto en las escuelas y que esté presente en las calles y la mente de todos: el pueblo que olvida su historia corre el riesgo de repetirla, y no te olvides que seguimos mandando los que ganamos la guerra. Os damos la mano y os cogéis el brazo. ¿Qué queréis, otra somanta de palos? Ya lo dijo mi querido Alonso García, presidente de la Fundación Francisco Franco, «Franco fusiló a decenas de miles de personas, y no fue por ningún capricho».

LP: ¿Eso dijo? ¿Y no lo han denunciado?

RB: ¿Qué? jaja. Sí, con subvenciones de cientos de miles de euros. Los que Zapatero daba a los de la Memoria Histórica de los cojones ésa.

LP: Pero creo que exageras, la gente está más bien aguantando todo lo que se le viene encima sin rechistar: los recortes económicos, sociales, de libertades, la corrupción…

RB: Bueno, mejor así. Calladitos, si saben lo que les conviene. Y vosotros, los de esta revistucha, tomad nota. Ya os lo advirtió en junio Jorgito (Fernández Díaz), el ministro de Interior: si seguís así al verano no llegáis.

LP: Bah!, pensábamos que era una broma. El ministro es un cachondo. Pero, ¿y lo de las fechorías que comentabas antes?

RB: Pues que me buscan las cosquillas por chorradas pero nada dicen por ejemplo de la familia Alcorisa o de la fosa común del cementerio. ¡Eso sí es humillación a las víctimas y no lo de Irene Villa!

LP: ¿Quién es la familia Alcorisa?

RB: Dos ancianitas que querían recuperar el cuerpo de su padre. Podían acogerse a una ayuda de fondos europeos para la exhumación pero no me salió del coño firmar la autorización hasta que pasó el plazo y perdieron la subvención. Entonces la firmé, sacamos los restos y les pasé la factura: 40.000 del ala. ¡jajaja! Y ya se sabe como se las gasta el Ayuntamiento con las deudas. Con la pensión de mierda que tenían, iban a tener que vender su casita y acabar con sus huesos y los de su padre bajo un puente. Y si no llegan a echarme del Ayuntamiento, por mis cojones que lo pagan. Si esto no es humillación a las víctimas no sé qué es.

LP: Pues a pesar de ser tan campechana, estás empezando a gustame más bien poco. Eso es de ser muy mala persona, ¿sabes?

RB: Pues ahora viene lo mejor: lo de las fosas comunes del cementerio de Valencia. Por eso te decía que no os conviene olvidar la Historia. Nadie recuerda que allí hay decenas de miles cadáveres de la guerra y la represión: el doble que los muertos de la dictadura argentina. 20 veces más que los de Pinochet… ¡estamos orgullosos de tener el vertedero de rojos más grande de Europa! Hay registrados 44.892 cadáveres abocados entre 1939 y 1950, pero según fuentes y testigos podrían sobrepasar los 60.000. La mitad de todas las cunetas de España, el segundo país con más desaparecidos del mundo, dicen. A que impresiona ¿eh?¿Y ahora qué, total pa ná? Porque es una pena que eso se olvide: destrozamos dos generaciones con la guerra y el exilio, condenamos a la siguiente al terror y la represión y cuando os coméis la ley de “amnistía, olvido y pelillos a la mar”, las nuevas generaciones no tienen ni puta idea de lo que somos capaces. Y las viejas viven entre el temor al “populsimo”, el «Virgencita que me quede como estoy» y el síndrome de Estocolmo.

Cuando a principios del s.XXI quisisteis homenajear a esa gentuza, metí las excavadores, creo que por 2006, para rellenar bancales de naranjos en Sagunto y a tomar por culo. Unos 40 camiones llenos de tierra y esqueletos. ¡Aquello daba gloria verlo! Pero los jueces lo paralizaron y nos obligaron a devolver los muertos a la fosa. Vamos a ver, ¿para qué si no sirve el abono?

LP: Lo dicho Rita, definitivamente me cuesta reconocer a la alcaldesa de España, del «caloret» y els trons de bac. No entiendo como has tenido tanto apoyo y te quiere tanta gente.

RB: Te lo he dicho: porque hemos sabido extender el miedo, la ignorancia y la degradación moral a partes iguales. Y también porque, reconócelo, las alternativas dan asco. Tú pareces ser de la época en que te pilló de niño La Bola de Cristal. ¿recuerdas a los electroduendes?

LP: Sí, claro.

RB: ¿Y recuerdas el nombre de alguno en particular?

LP: Pues ahora no caigo, como no sea la Bruja Avería…

RB: Exacto, todo el mundo recuerda a la Bruja Avería. «¡Viva el Mal! ¡Viva el Capital! ¡Qué mala, pero qué mala soy!» jeje. Durante mucho tiempo os habéis creído que yo era como ella, un muñeco de trapo entrañable ¡menudos gilipollas! Y cuando quiero volver a plantar la estatua ecuestre de Franco en la Plaza del Caudillo (por vuestro bien, repito, que por cierto está ahora en Capitanía General, al frente de los militares), me llega la cartita amenazante diciendo que ya hubo una Ley de Amnistía y una ley de (des)Memoria Histórica. Que la superioridad dice que mejor no menear las cosas o que me atenga a las consecuencias.

LP: ¿Te refieres a la carta con amenazas que has desplegado antes? ¿Y quién la firma, Rajoy, Aguirre, Aznar?

RB: No, la apuesta de Carrero Blanco como futuro presidente del Gobierno.

LP: ¿Adolfo Suárez?

RB: No, Felipe González.

Vista aérea de las fosas comunes del cementerio de Valencia

(Continuará)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *