Cuando se llama libertad al disparate

Manesvol pastafari

Se aprueba la enseñanza de asignaturas absurdas si lo piden diez alumnos

Hasta ahora la gente normal, y disculpad que no me incluya, ha reivindicado que se saque a la religión de las aulas. Que el adoctrinamiento religioso, tan respetable como cualquier teoría absurda que uno quiera creer, se reduzca al ámbito de lo personal y a los lugares de culto que cada uno tenga a bien sufragar con su bolsillo particular.

Leer más