Ford Valencia y Saarlouis en la Cúpula del Trueno

«Dos entran, uno sale»

Como en Mad Max y la Cúpula del Trueno, los amos del tinglado han organizado una lucha sin cuartel entre la factoría Ford Almussafes y la de Saarlouis (Alemania) por ver quién se quedará la producción de coches eléctricos y quién se va a la mierda (un poco más que el otro).

Aquí en Valencia andan a la greña los sindicatos, UGT por un lado y el resto por otra: que si con o sin vaselina, que si nos ponemos la gomita o nos la meten a pelo, que si la puntita nada más… en Alemania en cambio saben que juegan en desventaja, así que no solo van todos los sindicatos a una sino que han embarcado en la bajada de pantalones a las otras dos factorías alemanas de Ford y a toda la constelación de la industria auxiliar y demás subcontratas. Eso sin contar (como aquí la Generalitat, por cierto) una generosa cantidad de rebajas fiscales, subvenciones, ayudas y “regalitos” que ríete tú del emérito. Cantidades tan obscenas como secretas que rascarán de los bolsillos de todos nosotros.

La sindicada, dispuesta a vender cara la fuerza de trabajo en el mercado laboral, afila los cuchillos mirando de reojo a la competencia y qué armas se encuentran a su disposición, colgadas en la cúpula del trueno de la negociación. Qué tiempos aquellos en que∫∫ frente a la competencia de los burgueses la fuerza del proletariado residía en su unión por encima de las fronteras nacionales. Cuando no tenían nada que perder salvo sus cadenas y tenían, en cambio, todo un mundo que ganar. Bueno, más o menos como ahora… ¿o no?∫