Joan Ribó informa a los ciudadanos

Abre la muralla, cierra la muralla…

Estamos enfurruñaos. “parlaambjoanribó” ha respondido más de 8.000 cartas de ciudadanos pero no ha tenido tiempo para nosotros en más de un año…

Megazurullo de Joan RibóJoan Ribó vino el otro día al Cabanyal para contarnos como van los planes del Ayuntamiento. Así que pallá que nos fuimos con el bocata nocilla, las batas de guatiné, los rulos y los pantuflos de garras de tigre, lobo, gatito y babuchas de duende. Arreglaos pero informales.

Esperábamos algo institucional pero resultó ser un acto propagandístico de Compromís con su carpita, sus pancartitas y tó. Seguramente por eso había menos gente que en nuestra fiesta de cumpleaños. Expuso sus logros: la reducción de gastos y deuda, la lucha contra la corrupción, las mejoras en movilidad, los mercadillos en apoyo al comercio de proximidad, etc. Xapó, de verdad. Nos gustó. Abre la muralla.

También desgranó otros proyectos, disculpándose por los retrasos, y con razón: de los 48 solo 3 se han puesto en marcha, y solo 1 está terminado: el de ventilar el mercado central. Dijo que se debía a que hay pocos funcionarios, por las trabas del gobierno central y por la falta de cash. Pues vale, nos lo creemos.

Aseguró también que en el Cabanyal se puede ver que las cosas avanzan porque han puesto patas arriba la mitad del barrio. Bueno, eso no nos importa mientras luego lo vuelvan a colocarlo todo en su sitio. Para presumir hay que sufrir, así que ¡hala!: abre la muralla.

El becario quería preguntarle por otros problemas: lo de la Universidad Europea que a punto estuvo de destruir el barrio con el visto bueno del alcalde, sobre el especulativo Plan Especial del Cabanyal, retirado a hurtadillas, sobre  el arrugue a la hora de defender la huerta frente a la ampliación de la V-21, sobre el mamotreto de 30 alturas que quiere edificar en el puerto y muchas más cosas… pero el acto partidista y sobre todo el formato de preguntas/respuestas no se prestaba mucho a ello.

Lo hemos dicho antes y lo repetimos ahora: en La Publicación somos fans y queremos apoyar al “Ayuntamiento del cambio” a pesar de que a veces se empeñan en ponerlo difícil, y eso incluye estas cosas.

Nos preocupó, que todavía no tuvieran ninguna propuesta concreta para hacer frente a la gentrificación y turistificación en los barrios. Los alquileres han subido un 50%. Las habitaciones para estudiantes un 100%. El número de pisos turísticos un 1700%. El 90% de los compradores son extranjeros, muchos de ellos fondos buitre que ya han empezado a echar a la gente de sus casas y se tienen que ir del barrio por la subida de precios… Ante eso, Ribó se puso pechopalomo y explicó que en el Cabanyal han recuperado cuatro pisos echando a los okupas (que como dice la hoja parroquial son quienes obstaculizan la recuperación del barrio), han puesto ocho viviendas a disposición de familias en riesgo de exclusión y han cerrado media docena de chatarrerías. Nos preocupó sobre todo porque llegan rumores (maledicencias sin ninguna duda a la que no le damos ninguna credibilidad) que, más que regeneración del barrio, lo que hay es un conflicto entre lobbys constructores y financieros, y que viene ya de cuando la prolongación de Blasco Ibáñez de Rita, líos y tramas a los que el consistorio, necesitado de liquidez, no estaría haciendo los oídos suficientemente sordos.

Temiendo quedarnos con las preguntas en la boca, repartimos un centenar de folletos con preguntas y una crítica al megazurullo del Grao1. La gente en general, salvo alguna cosa, se lo llevó con interés.

Llevamos más de un año insistiendo en tener una entrevista con el Excel·lentíssim. Primero, que no. Luego que sí, pero por escrito. Luego otra vez que no, que hacemos muchas preguntas… El chiringuito “parlaambjoanribo” ha contestado más de 8.000 cartas de particulares (¡olé!) pero no tiene tiempo para atender a una revista que distribuye 2.000 ejemplares, más de 1.000 solo en los Poblados Marítimos. Será porque es de risas y de eso el alcalde no anda muy fino, por su perfil institucional y eso. Al final les hemos dicho que si no hay entrevista nos la inventaremos, como hicimos con Rita. Pensándolo bien, casi les interesa: nuestra Rita nos salió mucho más elegante e inteligente que la real. Casi adorable. Seguramente nuestro Ribó no sería más inteligente, más guapo ni más políticamente correcto, pero sí con más sentido del humor. Y más valiente.

1 Podéis ver el folleto en: www.lapublicacion.org/megazurullo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *