La guerra de Ucrania en tres viñetas

1-guerra fría USA-URSS

De “defcon-2” a “derribos arias”

Para los que no lo vivistéis, la cosa estaba realmente a punto de petar en Europa a principios de los 80.

El Pacto de Varsovia, mandado por Moscú, tenía una fotracà de misiles, tanques y mariachis con balalaikas apuntando a Europa con la intención de “hacernos un Mariúpol”. Reinaba la doctrina de la DMA (Destrucción Mutua Asegurada), y se decía entonces que los yanquis no cambiarían Berlín por Detroit, que nunca se involucrarían en una guerra nuclear global. Hasta que se les ocurrió la brillante idea de llenar su parte deEuropa también de misiles (con el botón controlado por Washington), meter a España en la OTAN a hostias y construir un escudo antimisiles que les protegiera a ellos, dispuestos ahora sí a cambiar Berlín por Moscú, París por Leningrado y lo que fuera menester, empezando por devastar 200 km de franja fronteriza entre el Este y el Oeste, del Báltico al Mar Negro pasando por Viena, Ejército Rojo incluido.

Entre tanto, el suflé se le fue de las manos a los mandamases rusos, tuvieron varios camaradas-presidentes de “game over-insert coin” hasta que cayó el Muro (1989). De su lado. Los escombros les cayeron un poquito encima.

Para cuando se sacudieron el polvo y los cascotes se habían quedado solos: sus antiguos compis se habían pasado al enemigo, salvo el perrito, compañero de su vida, que al verle solo el otro día también les dejó (leer a ritmo de tango).

Abandonados y traicionados pero con mucha mala hostia y mucho armamento, los burócratas del Soviet Supremo reconvertidos en oligarcas corruptos sacaron el “taser” y planearon un “Antonio Recio” con Ucrania para acojonar a los huidos y los indecisos y que no hicieran piña con el presidente de la comunidad. Pero parece que esto ya∫ lo habían previsto los de enfrente.

Una independenca nunca reconocida

«La maté porque era mía»

Evolución del conflicto entre EEUU y Rusia. 1982-2022
Putin Doctor Maligno

Se abren apuestas: Putin es más tonto que el Doctor Maligno, visto su brillante estrategia contra la ampliación de la OTAN, o es un agente encubierto de la CIA?

¡Madre mía la que se está armando! Viví algo parecido con los Lanister, los Stark, los dragones, los salvajes, los zombis y la madre que parió a los Siete Reinos. Total, para que al final todo se vaya a la mierda y tome el mando un Paolo Coelho con un cuelgue de LSD.

Podemos divagar todo lo que queramos sobre la Historia, los vínculos culturales y familiares, las afrentas recientes o antiguas entre Rusia y Ucrania: que si tu padre y mi madre primos hermanos pero tú me talaste los naranjos de mi huerto, que no, que nuestros padres eran hermanos pero te measte en mi vodka… todo eso parece muy profundo, es todo muy cool, muy intelectual, muy comprensivo, y cansan ya los sesudos análisis que no tienen otro fin que justificar lo injustificable. Lo que está fuera de toda duda es que la guerra del Putin es una agresión imperialista en toda regla. Un ataque criminal y punto. Como lo de Israel en Gaza: justificarlo por lo mucho que han sufrido los pobrecitos, el miedo que tienen y lo amenazados que se sienten da asco. Me refiero a los oligarcas corruptos, claro. Y a los sionistas también.

«Hasta aquí hemos llegado. La maté porque era mía», dice Putin. O más explícitamente, su ministro de Exteriores Lavrov: «Aquí o follamos todos o la puta al río. Una cosa es que se larguen los checos, los eslovacos, los polacos y todos esos adoptados de la época del bueno de Stalin, y otra que se vayan las hijas legítimas,  las niñas de nuestros ojos, el seguro de nuestro futuro, las ubres de nuestro sustento, ¡y además con un negro! (ah, ¿que ya no está el negro zumbón?, ¿todavía está el pelopanocha? ¿quién hay ahora? ¿un viejecito con pintas de pedófilo?, pues peor me lo pones).».

El problema de la estrategia del Kremlin es que en tres meses va a conseguir lo que no había conseguido Washington en 30 años: llevar hasta las puertas de Moscú una OTAN revitalizada, ampliada y más fuerte y cohesionada que nunca.

En la redacción estamos divididos sobre si Putin es más tonto que el doctor Maligno o es un agente encubierto de los americanos.

Y luego decían que Gorbachov era de la CIA…

¿Quién gana y qyuén pierde en todo este lío?

La jugada del calamar

Joe Biden "Make America great again"

Decía un asesor de la Casa Blanca de nombre impronunciable que uno de los objetivos estratégicos del dominio global es impedir que los adversarios establezcan alianzas mientras fortaleces las tuyas.

Parece cada vez más claro que la “sorprendente jugada” del Kremlin en Ucrania va a debilitar la economía y la posición internacional de Rusia, amenazando incluso con retrotraerla varias decadas atrás, a la época del colapso de la URSS.

También que esta crisis lleva al fortalecimiento del poder politico, económico y militar de EEUU, aunuiqe sea temporalmente. A una mayor dependencia, a un alineamiento cada vez más monolítico de Europa, a la ampliación de la OTAN y al acercamiento de otros países hasta ahora distantes.

Pero otra consecuencia estratégica es que la crisis –de todavía incalculables proporciones– a la que se encamina Rusia amenaza la política de alianzas de la pujante China. Convertir a Rusia en un aliado débil, quebradizo e inestable para debilitar a China. ¡Qué dientes más grandes tie∫nes, abuelita! Ahí lo dejo.