Pedro Sánchez logra formar gobierno

Del 23-j al 19-n: habemus fumata blanca

Parece que fue hace un siglo cuando el “MoltHo” Puigdemont huyó a cagaprisas. Y años cuando oí al eurodiputado del PP González Pons decir que «Junts es un partido cuya tradición y legalidad no está en duda» queriendo dar pie a que su jefe Alberto “ene-punto” Feijóo intentara formar gobierno con la “piuà” de Puigdemont y la ayuda de Vox.

Amenazó Aitor Esteban, dirigente del PNV, con contar algún día lo que le llegó a ofrecer el PP para subirse al carro de un gobierno con Vox. ¿Inconfesables sobornos? ¿Hablar euskera en la intimidad haciendo manitas enfundado en el corpiño de cuero rojo de Pedrojota Ramírez?

Reconoce Feijóo, acorralado por las evidencias, que negoció con Puigdemont para que se sumara a un gobierno (¡ése sí Frankenstein!) de PP-Vox-PNV-Junts. ¡El PP pactando a hurtadillas con el demonio, como el traidor, ilegítimo y felón (y ahora psicópata) Pedro Sánchez!

Tras el descalabro de la operación, el jefe de la oposición se ha transmutado en un mal bicho a medio camino entre la niña del exorcista echando vómitos y Gollum llorando por su anillo perdido. Lo normal.

Y cuando yo pensaba que lo que venía era previsible, el spin-off de Sumar y Podemos da un giro de guión. Todavía no sé si será de la envergadura de la decapitación de Ned Stark o de la Boda Roja en GOT. Por si acaso me he pillado una tele de 75” para no perderme nada, y he preparado unas palomitas…

Alberto Núñez Feijóo negocia con Puigdemont

Feijóo disfrazado de Yolanda Díaz para despistar a la prensa, en uno de sus viajes a Waterloo para negociar con Puigdemont su investidura y un gobierno con PP y Vox.