¿Quieres saber como el gobierno se funde tu pasta?

¡Abre la boca y cierra los ojos!

Ahora que está de actualidad hablar de financiación autonómica, que está pendiente la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y que el gobierno negocia por separado las cuentas con cada autonomía, le hemos pedido al «Cuqui»  que nos explique en qué consisten los PGE.

Las cantidades son aproximadas pero no importa porque los datos oficiales también están falseados.

«Mis queridos imbéciles, esta galleta es el PIB. Tooooda la riqueza que se produce en el país en un año. A continuación os voy a explicar como os robamos y nos lo repartimos».

Del PIB (unos 1.150 miles de millones de € –MM–) participan aproximadamente al 50% las rentas del capital (lo que ganan las empresas) y las rentas del trabajo (asalariados y trabajadores por cuenta propia). Y a través de los impuestos que pagan todos (aproximadamente el 30% de unos y de otros según los famosos expertos) se financian todos los gastos del Estado, de los ministerios, las pensiones, las políticas sociales, la educación, la sanidad, dependencia, etc), la financiación autonómica y municipal

¿Significa eso que la riqueza se reparte al 50% entre los capitalistas y los trabajadores? Jaja, ¡infelices insectos! Os voy a explicar con esta galleta cómo funciona el cotarro.

Las cuentas según «El Cuqui»

1 El PIB en 2017, El beneficio se redistribuye a partes iguales entre capital y trabajo.

2 Los PGE se financian gracias a los impuestos que pagan “todos los españoles” y suman el 25% del PIB, unos 280 MM. De éstos, unos 100 se transfieren a las CC.AA. (que recaudan por su cuenta unos 70); y otros 30 a los Ayuntamientos (que también recaudan por su cuenta unos 20). En total, Gobierno central, comunidades y ayuntamientos manejan unos 380 MM: Un tercio del PIB.

3 150 MM. van a pagar pensiones (que salen de los PGE), 120 a Sanidad, Educación y otros “gastos sociales” (que salen principalmente de los presupuestos autonómicos), 30 al pago de la deuda y el resto de los PGE, unos 80, va al resto de ministerios y otros gastos del Estado.

Grafica-cucaracho-1

1 Incluye todo tipo de sueldos: trabajadores manuales, directivos, administrativos y autónomos. 2 Prespupuestos Generales del Estado.  3 Gasto del resto del Estado, ministerios (Fomento, Interior, Defensa, Industria, Agricultura, sueldos de funcionarios, inversiones I+D+i, etc. 4 Otras políticas sociales: Dependencia, paro, formación y fomento del empleo, etc.

Grafica-cucaracho-2

Como son las cuentas en realidad

4 Los beneficios para el capital son cada vez mayores debido al aumento del paro y las rebajas salariales. Este bloque además no es homogéneo pues incluye tanto los altos sueldos de directivos (que han subido) como los de los 5,5 millones de trabajadores con sueldos que no llegan al salario mínimo (SMI).

5 Los impuestos los pagan principalmente los trabajadores (25-35%) y los consumidores con el IVA. Las empresas pagan entre el 7 y el 10% y las grandes fortunas el 1%.

6 Al reparto hay que corregir y añadir los siguientes conceptos:

– No se paga 30 MM de deuda sino unos 70 (incluyendo CC.AA. y Ayuntamientos) solo por los intereses. La deuda (supuestamente el 100% del PIB) sigue intacta.

– La corrupción es el pago a los partidos políticos en el poder por facilitar, mediante leyes injustas o contratos amañados, tanto el saqueo de lo público como el “robo legalizado” a la gente. Unos 90 MM según los “expertos” (el 8% del PIB) que salen de los Presupuestos generales, autonómicos y municipales.

– El saqueo legal de fondos públicos, unos 90 MM, también debe incluirse dentro de los presupuestos, porque de ahí se mangan. Son los 5.000M del resacate de las autopistas, los 1.350 M del proyecto Castor, los 5.000 del Popular, etc. Con picos anuales importantes como el caso Bankia o la CAM, etc.

– El robo legalizado. A diferencia del saque de fondos públicos, es el botín que se llevan impunemente los grandes saqueadores del bolsillo y la vida de la gente gracias a las leyes que han mandado aprobar a los políticos corruptos. Leyes que les permiten quedarse con las casas por el impago de dos mensualidades, que prohiben aprovechar la luz del sol, que permiten robarles a los pequeños ahorradores con productos finencieros estafa, con quiebras fraudulentas y “corralitos”.

– Por último, el saqueo de la caja de pensiones, el maquillaje de los PGE con las leyes de acompañamiento y la falsificación de partidas (el triángulo verde oscuro). Pero eso lo dejamos para otra entrega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *