Superkike

Entrevistas a Valencianos ilustres

 
Kike en el TEM y La Pilona
Kike en la puerta del Teatre el Musical y La Pilona

¡Uéeeeee… Estrenamos sección! Íbamos a entrevistar a su ilustrísima D. Joan Ribó pero como ya llevamos más de un año persiguiéndolo sin conseguir audiencia, hemos escogido a alguien más interesante, más divertido y más querido: a Kike. A ver, no es que al alcalde no se le quiera también, aunque sea en efigie, pero para una entrevista no había color.

La Publicación: Hola, como quieres que escribamos tu nombre, ¿Quique o Kike?

– Kike: Me llamo Paco.

LP: ¡Joder, ya nos hemos equivocado de discapacitado! (risas). Claro, como sois todos iguales… Bueno, empieza tú que esto no está preparado.

– K: Soy de Valaclocha, Teruel. Tengo 44 años y tengo parálisis cerebral desde que nací. El médico decidió tarde hacer la cesárea y me quedé sin oxígeno. Solo afecta al sistema motor, la cabeza me funciona perfectamente aunque el cuerpo y el habla no acompañen.

LP: ¿Y como fue tu infancia, qué tal el colegio?

– K: Con Avapace estudié la EGB en el Centro Especial Parálisis Cerebral Infantil de Cruz Roja. Aunque vieron que tenía el coco perfecto, me costó integrarme.

LP: ¿Por la dificultad para comunicarte?

– K: Eso también, pero sobre todo porque al principio los niños me tiraban piedras. Luego la relación fue mejorando.

LP:  Los niños pueden llegar a ser muy crueles.

– K: Sí. Luego pasé a FP y estudié Administrativo.

LP: ¿Y qué tal la vida laboral?

– K: No me contrató nadie. Las empresas con “compromiso social” suelen coger gente con síndrome de Down o que no tenga dificultades en el habla o para manejar un ordenador. Ellos necesitan menos atención y adaptaciones que nosotros y las subvenciones son las mismas. Aunque con un poco más de tiempo nosotros podemos hacer casi los mismos trabajos. Yo por ejemplo podría manejar una carretilla elevadora o podría trabajar de estibador en el puerto manejando contenedores con las grúas igual que manejo mi silla de ruedas, pero no me dejan. Parece que no se fían, no sé porqué.

LP:  Sí, ya te he visto a toda virolla de “rallie” por el barrio (risas).

– K: Es que he sido 7 años campeón de slalom en silla de ruedas en División 3 de la Comunidad Valenciana, 2 veces campeón de España y 3 veces subcampeón.

Kike con Marta Rodríguez, de La Pilona

LP: ¡Ostras, todo un campeón, qué pasada! ¿Y como ves las actuales políticas de inclusión y sobre diversidad funcional?

– K: Han mejorado algunas cosas pero faltan muchísimo por hacer. Un ejemplo: el otro día fui a Godella a dar una charla sobre este tema y cuando llegué a la estación me tuve que tirar del tren con la silla porque no hay rampa. Está bien que hagan señalizaciones inclusivas como los semáforos con faldas, pero hay que eliminar las barreras arquitectónicas, poner semáforos con sonido para los ciegos, etc. Lo otro está muy bien pero esto es imprescindible. Además lo de la diversidad funcional es muy discutible. Diversos funcionales somos todos. Rajoy por ejemplo decía cosas que se le entendía menos que a mí. Además yo no necesito que me escriban los discursos. Yo, como afectado por parálisis cerebral, soy discapacitado, tengo unas necesidades particulares en cuanto a movilidad y atención que no tienen otras personas. Al meterlo todo en el mismo saco no se atiende correctamente nuestra situación específica.

LP: ¿Quieres decir que los discursos de Rajoy los debería haber cubierto la Seguridad Social?

– K: Hay mucho discapacitado que necesita atención personalizada.Y no solamente en estos temas, sino en cuanto a ayudas sociales, situación familiar o inserción laboral. Las ayudas sociales son insuficientes, y eso si llegan. O cuentas con familiares que pueden ocuparse de ti o estás desamparado. Y con nuestra situación laboral todavía es peor.

LP: ¿A qué te refieres?

– K: Más de 4.000 trabajamos con la OID (Organización Impulsora del Discapacitado) vendiendo cupones del Euroboleto. Pues bien, eso es ilegal: solo la Once y Loterías del Estado pueden hacer sorteos. Pero no nos dejan otra alternativa. Hace tres años Hacienda impuso una multa de 25 millones de euros. Han sacado en los telediarios incautaciones policiales de miles de boletos a los vendedores, en ruedas de prensa, como si fueran narcotraficantes. Además, como es una actividad “ilegal” la OID no puede contratar a los vendedores ni darles de alta en la Seguridad Social. Y aunque fuera legal, si nos hicieran un contrato el Estado nos quitaría la paga a la que tenemos derecho por discapacidad. Está todo montado para que no levantemos cabeza.

LP: Pues sí que está jodido el asunto.

– K: Ya te digo.

Kike y su muñeco con Lorena, niños y su muñeco de gomaespuma tras la actuación en La Pilona

LP: Cambiando de tema, has participado en un teatrillo de marionetas infantil haciendo de ti mismo. ¿Qué tal la experiencia?

– K: Sí, en La Pilona, con Lisa y Lorena. Fue muy divertido, me lo pasé muy bien y los niños también. Espero repetir.

LP: Te queremos proponer que participes en La Publicación. Sauron dice de contratarte en nuestra empresa de sicarios pero la Padme no se fía mucho de tu puntería. Podemos comenzar con un chiste…

– K: Vale: entra un discapacitado con parálisis cerebral a una pastelería y pide un pastel.
– ¿De qué sabor? pregunta la dependienta.
– Da igual, se me va a caer… (risas)

LP: Vale pero no hace falta que sean de paralíticos. Puedes hacer chistes de gordas, negros, rubias tontas, mariquitas o catalanes. Por corrección política, como eres discapacitado, nadie se va a meter contigo y nosotros ahorramos en personal.

– K: Vale vale…:z entra en una pastelería una rubia negra, gorda, bollera, gangosa y discapacitada en silla de ruedas y pide un pastel…

LP:  Vale, jaja. Muchas gracias Kike, ha sido un placer entrevistarte. Por una vez invitamos nosotros a la cerveza. ¿Quieres añadir alguna cosa?

– Sí. Cómprame un cupón…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *