La verdad sobre Venezuela (1)

Dibujo de Quino sobre VenezuelaQue no nos cuenten trolas como en irak, siria o libia la verdad sobre venezuela (1)

LP13-Enero 2019. No es nuestra costumbre tomar prestado ilustraciones de otros pero, al igual que el nº anterior con El Roto, este dibujo de Quino es insuperable y concentra la verdad de lo que está ocurriendo, en torno al tema de Venezuela, con el ensañamiento fuera de toda medida de los medios de comunicación y gobiernos “afectos al régimen” (de Washington).

La limpieza de las elecciones

Dicen que las elecciones presidenciales fueron fraudulentas. Después de conocer los mecanismos de votación y las opiniones de la Fundación Carter y más de 200 observadores internacionales, incluido el ex-presidente español Zapatero, y de  juristas como Baltasar Garzón, hemos llegado a la conclusión de que son más democráticas y garantistas que las de EEUU e incluso que las españolas, donde la Ley d’Hondt distorsiona la voluntad popular, el “voto rogado” niega derechos a más de dos millones de españoles residentes en el extranjero y donde se dan (más) casos (que en Venezuela) de muertos que votan o monjas que llevan a los ancianitos con el sobre en la mano sin saber a quién votan (los ancianitos, las monjas sí lo saben).

Legitimidad del presidente

Dicen que Nicolás Maduro es un presidente ilegítimo porque no lo ha votado la Asamblea Nacional, de mayoría opositora. Una asamblea que ha sido condenada en desacato por no cumplir sentencias del Tribunal Supremo, que suspendió a varios de sus miembros por corrupción. Apoyándose en unos artículos de la Constitución, se eligió una nueva Asamblea Constituyente que sí ha nombrado presidente a Maduro. Y apoyándose en otros artículos, la Asamblea Nacional suspendida ha nombrado “Presidente encargado” (algo así como el reponedor del súper) a Guaidó. Pero sobre esta “lucha de legitimidades” que debería resolverse entre venezolanos, democráticamente y en las urnas, planean los ávidos buitres de Washington, Wall Street y el Pentágono. Y ése es el tema de fondo.

Democracia, violencia y represión

Uno de los argumentos pro-intervención es el de la violencia y la represión desatada en Venezuela “por el régimen de Maduro”. Sin embargo se demostró que en los disturbios grupos de francotiradores dispararon por igual contra chavistas y opositores con el fin de provocar un punto de “no retorno”. Un método de desestabilización empleado por las potencias extranjeras que ya ocurrió en Yugoslavia, Irak, Siria y Libia, donde fue testigo Thierry Meysan, director de la prestigiosa Red Voltaire. Se acusa a las “fuerzas del régimen” de la muerte de unos 40 opositores. Las “guarimbas” (grupos violentos de oposición) son responsables de más de un centenar, muchos de ellos policías. O en la vecina Colombia, los paramilitares amparados por el ejército y el narcogobierno, han asesinado a 226 lideres sociales y otros tantos venezolanos solo en 2018. No sabemos si a vosotros, pero a nosotros nos da en la nariz que lo de la violencia y la represión es una excusa para justificar el intervencionismo yanqui.

La crisis económica y humanitaria

Si de verdad están preocupados por las carencias del pueblo venezolano, lo primero que deben hacer es levantar el bloqueo, que además de inhumano es ilegal y solo perjudica al pueblo. Y devolver los fondos retenidos de las empresas venzolanas. Hacer sufrir a la gente y presentarse luego ante las cámaras con “ayuda humanitaria” es como jugar al poli malo y poli bueno. Uno tortura y el otro te pide que delates a tus compañeros si quieres que termine tu sufrimiento.

El “extraño caso del papel higiénico”

Hablando de polis buenos y malos y de técnicas de tortura, en las cárceles de las dictaduras iberoamericans fue común el hacinamiento en celdas con un cubo en el centro para hacer las necesidades sin ninguna intimidad. Recipiente que acababa rebosando excrementos, y por supuesto sin medidas de higiene, como forma de humillar y minar la autoestima de los presos. El acaparamiento de papel higiénico, un producto muy específico y fácil de fabricar,que la patronal retiró de la distribución después de que algunos medios publicaran que “en Venezuela hay escasez hasta de papel higiénico” perseguía humillar a la población, insinuando que no tenían “ni para limpiarse el culo”. Hasta para idear “fucknews” los ideólogos yanquis andan escasos de imaginación.

En próximos números, hablaremos del “régimen”, del petróleo y de los planes USA, apoyos internacionales y del triste papel del gobierno de Sánchez y la “oposición”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *